La heterocromía es una condición por la que los ojos de un individuo tienen diferente color. Esta condición se da con mucha frecuencia en animales, como perros, gatos y caballos y es más rara en humanos.

Ésta no produce ningún síntoma, ni representa ningún problema de salud ocular por lo general.

La heterocromía puede ser completa, es decir, cada iris es de un color diferente; o parcial, cuando solo un fragmento del iris es de un color distinto.

El color de nuestros ojos depende de un pigmento llamado melanina. El color azul de los ojos se da por falta de melanina en el iris, y el color café es resultado de una mayor cantidad de este pigmento. La heterocromía se da por una falta o exceso de producción de melanina en un iris y puede ser causada por diversas razones.

Heterocromía congénita

Este tipo de heterocromía aparece desde el nacimiento o poco después. Puede ser hereditaria, sin causar afectaciones en los ojos, pero en otros casos puede ser causada por enfermedades como neurofibrimatosis o el Síndrome de Waardenburg.

Heterocromía adquirida

Hay casos en los que la heterocromía aparece más tarde en la vida de una persona. Esto puede ser causado por varios motivos tales como:

Lesión ocular

Hemorragia

Uveítis

Glaucoma

Algunos medicamentos para el glaucoma

Tumores del iris

En estos casos, es recomendable acudir con un especialista para identificar y si es necesario, tratar cualquier afectación que pudiera haber causado la heterocromía.

Fuentes:

https: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/003319.htm

https: //www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/heterocromia

https: //ecodiario.eleconomista.es/ciencia/noticias/9089302/04/18/Ojos-de-distinto-color-la-extrana-caracteristica-de-un-067-de-la-poblacion.html

https: //www.clinicabaviera.com/blog/heterocromia-del-iris-tienes-un-ojo-de-cada-color/