La Sínquisis centellante o también conocida como cholesterolosis bulbi, es una afección ocular por la cual pequeñas partículas brillantes formadas por colesterol  flotan por el humor vítreo, estas partículas son de un color dorado que se mueven junto al ojo y por la gravedad, cuando el ojo está en reposo, los depósitos resplandecientes permanecerán asentados en el fondo del ojo y su color ha hecho que en ocasiones se le nombre a este padecimiento el “ojo de oro”.

Generalmente el paciente no suele percibir una pérdida de visión cuando tiene Sínquisis centelleante, los síntomas son leves o inexistentes, se descubre que la padece por una revisión casual o por otras enfermedades.

 

“Al mover el ojo, las partículas de colesterol se desplazan como si se tratara de una tormenta de nieve”.

 

Las causas pueden ser desde inflamaciones intraoculares, hemorragias vítreas y hasta por algún traumatismo ocular.

Es importante diferenciarlo de la hialosis asteroidea, padecimiento más frecuente que la SÍnquisisi centellante,  ya que la hialosis también es una degeneración vítrea que presenta opacidades de tono blanco y amarillento, pero en este caso, son formadas por partículas de calcio, no son tan brillantes y no se mueven tanto como los cristales de colesterol.

El tratamiento para eliminar el cholesterolosis bulbi es mediante una vitrectomía, mediante la cual, los depósitos serán retirados del vítreo.

 

 

Referencias:

http://oftalmologia-avanzada.blogspot.mx/2011/07/que-son-y-como-afectan-la-vision-la.html

https://www.rahhal.com/blog/el-ojo-de-oro-sinquisis-centelleante/#Diagnostico-y-tratamiento

https://www.saluspot.com/p/8193/