¿Qué es?

El glaucoma es una enfermedad que daña el nervio óptico, este daño surge cuando la presión dentro del globo ocular es superior a lo normal, esa presión es generada cuando el humor acuoso (líquido que fluye dentro del ojo) no es drenado del sistema debido a un bloqueo en el canal que debería hacer esta tarea. La obstrucción puede dañar al nervio óptico, que es el encargado de llevar los datos capturados.

Síntomas:

Esta enfermedad suele ser silenciosa, o presentarse con síntomas muy débiles de ahí la necesidad de hacerse una revisión constante, usualmente quien la padece nota una perdida casi imperceptible en la visión periférica (lateral) y esto suele manifestarse solamente en uno de los ojos gradualmente. Si estos síntomas no se atienden se empieza a perder la visión central pudiendo llegar a la ceguera.

Las personas más propensas a padecer glaucoma:

Personas con familiares que ya hayan padecido esta enfermedad.

Personas con ascendencia africana.

Consumidores de esteroides.

Adultos mayores de 60 años.

Diabéticos

Tratamiento:

La enfermedad no tiene cura sin embargo si se le detecta a tiempo se puede conservar la visión, se puede hacer una cirugía para destapar el canal que drena el ojo o tomar medicamentos previamente prescritos.

Recomendaciones:

Al ser una enfermedad silenciosa la mejor forma de detectarla es por medio de una revisión periódica del sistema visual, se exhorta a las personas que tienen más riesgos a padecer de glaucoma a visitar a un oftalmólogo o a un optometrista al menos una vez al año y al resto de las personas a hacerse una revisión general de la visión cada dos.

Si el artículo te fue de utilidad te invitamos a compartirlo en las redes sociales.

 

Fuentes:

http://www.glaucoma.org/es/que-es-el-glaucoma.php

Optometrista: Jessica Guadalupe Molina González de Fundación Ver Bien