Se denomina escotoma a una alteración de la vista que genera zonas de ceguera o disminución en el campo visual; también se les llama puntos ciegos o “agujeros oscuros” que aparecen por diferentes causas, comúnmente son pasajeros, pero pueden llegar a ser permanentes según sea su origen.  En la mayoría de los casos, los escotomas son resultado de lesiones en el nervio óptico.

 

En estos casos, los síntomas de alerta incluyen:

  • Dolor ocular
  • Ceguera en uno o ambos ojos, incluso si sólo es temporal
  • Visión doble, incluso si es intermitente
  • Aparición de una cortina oscura en el campo visual
  • Visión distorsionada

Al disminuir la visión, el paciente tendrá dificultad para realizar algunas de sus actividades diarias, muchas veces se ve afectada la visión a distancia, la lectura e incluso el reconocimiento de rostros, en ocasiones la visión a color también se degrada, la luz del sol o algunos tipos de luz artificial  resultan ser molestas.

Se pueden distinguir dos tipos principales de estocomas:

Negativo: es cuando la persona no percibe el punto ciego, es decir, no llega a detectar la disminución de la visión.

Positivo: como podemos deducir, es totalmente contrario al estocoma negativo, ya que los agujeros oscuros son perfectamente perceptibles en el campo visual.

 

Otros tipos de estocoma se diferencian en función de la localización, la región lesionada o la patología que los provoca; las enfermedades que se relacionan más frecuentemente con esta alteración visual son:

  • Presbicia
  • Cataratas
  • Glaucoma
  • Retinopatía diabética
  • Degeneración macular
  • Infecciones
  • Miodesopsias
  • Desprendimiento de retina
  • Neuritis óptica

Es crucial atender cualquier cambio que se perciba en la visión, ya que en muchos casos el tiempo es factor para que estos padecimientos no afecten la calidad de vida.

 

 

Referencias:

http://salud.ccm.net/faq/8322-escotoma-definicion

http://aldiaensalud.com/sintomas/escotoma

https://www.lifeder.com/escotoma/