El estrés visual es un problema que aqueja a la vista cuando nuestros ojos pasan mucho tiempo centrados en objetos cercanos, en los últimos años ha aumentado de forma considerable afectando actualmente al 80% de la población, debido a hábitos y necesidades como el tener que pasar horas frente a una computadora; aunque no solo aparece por el uso de dispositivos, también puede deberse a la lectura, costura u otras actividades que exijan un alto esfuerzo ocular o que se desarrollen en ambientes con baja iluminación.

La mayoría de las personas no saben que presentan estrés visual o astenopia, hasta que notan un cambio en la agudeza visual y una constante incomodidad en sus ojos. Las consecuencias no solo son esas, el permanecer con la vista fija en un objeto por largo periodo de tiempo provoca múltiples síntomas entre los que podemos enumerar:

 

  • Sensación de fatiga general
  • Vista cansada
  • Visión borrosa
  • Sequedad ocular
  • Tensión ocular
  • Sensación temporal de diplopía (visión doble)
  • Pesadez en los ojos
  • Enrojecimiento ocular
  • Escozor y lagrimeo constante
  • Dolor en el globo ocular
  • Dolor de cabeza o muscular en la zona cervical y en la espalda
  • Hipersensibilidad a la luz
  • Disminución de la agudeza visual
  • Dificultad para enfocar la mirada en un punto fijo

 

Las recomendaciones de expertos para evitar la astenopia se centran principalmente en cumplir una serie de pautas ergonómicas.

  1. La silla debe poder regularse, tanto en altura como en inclinación, debe tener un respaldo adecuado que permita sentarse en una postura adecuada.
  2. La espalda debe estar recta, con los pies apoyados en una posición que nos permita respirar profundamente.
  3. La superficie de trabajo debe tener una inclinación de unos 25 grados, esto reducirá la tensión en la cabeza, los hombros, el cuello y los ojos.
  4. La iluminación es preferible que sea natural, pero muchas veces es imposible, por lo que  al colocar lámparas debemos evitar sombras, reflejos y contrastes, ya que provocará que intentemos esquivarlos y así adoptar posturas incorrectas.
  5. El descanso, es indispensable hacer una pausa cada cierto tiempo; lo ideal es tomar un minuto por cada quince de trabajo y se recomienda enfocar la vista en un objeto lejano.
  6. Dormir un sueño de calidad es necesario para evitar que la vista se canse.
  7. Los ejercicios visuales son un aliado para evitar el estrés visual, se recomienda realizarlos varias veces al día.

 

El estrés visual parece ser un padecimiento pasajero y de poca importancia, pero atender los síntomas puede evitar la aparición o el progreso de otras enfermedades visuales, aprender a interpretar las señales que el cuerpo manifiesta es crucial para mantener una buena salud en general.

 

Referencias

http://www.clinicadeojosrafaela.com/index.php/novedadess/66-que-es-el-estres-visual

http://www.miarevista.es/salud/articulo/sufrs-estres-visual