La coroidopatía serosa central, también llamada retinopatía serosa central es una afección provocada por la acumulación de algún fluido detrás de la retina formando un tipo de ampolla, ésta genera un ligero desprendimiento que distorsiona la visión. Este desprendimiento hace que los receptores lumínicos no reciban nutrientes y es entonces que dejan de realizar sus funciones.

Debido a que no se sabe exactamente por qué se presenta este padecimiento, se cree que en la filtración de fluido proviene de algunos vasos sanguíneos de la capa que se encuentra debajo de la retina, llamada coroides; se le llama serosa porque la secreción es parecida a un suero y es de ahí de donde recibe su nombre.

Esta condición ocular es un padecimiento no tan nombrado, pero sí relativamente frecuente, suele afectar en su mayoría a hombres de entre los 30 y 50 años; en mujeres, los pocos casos, se presentan en edades avanzadas.

Como mencionábamos anteriormente, no se saben con exactitud las causas, pero una de las teorías más importantes apunta a que el desequilibrio hormonal es el culpable de tal afección.

De ahí, que entre los factores de riesgo que provocan este desequilibrio hormonal, se encuentren el estrés, el uso de corticoides, el embarazo, el síndrome de Cushing, tratamientos para la depresión, ansiedad o insomnio o trastornos cardiovasculares como la hipertensión o infartos.

Si presentas alguno de los siguientes síntomas debe acudir con un oftalmólogo para realizar un diagnóstico diferencial, y corroborar el padecimiento.

 

  •  Visión borrosa.
  •  Una mancha en el centro de la visión.
  •  Percepción de líneas torcidas al leer.
  •  La sensación de que los objetos lucen más pequeños de lo que en realidad son.

 

Con base en el tipo de coroidopatía serosa central puede recomendarse o no un tratamiento.

El tipo de coroidopatía aguda dura poco y entre el 80% y 90% de los casos sana por sí sola, pero es importante llevar un seguimiento con un especialista.

El tipo crónico de coroidopatía provoca cambios importantes y puede sanarse con terapia fotodinámica y láser, pero es importante erradicar el factor de riesgo, ya sea que se trate de estrés o interrumpir el uso de los corticoides.

 

 

Referencias:

https:// www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/retinopatia-serosa-central

http://www.institutmacula.com/patologia/coroidopatia-serosa-central/

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001612.htm